Archivo de la etiqueta: Ridley Scott

¿Qué clase de fanáticos adoran a este Dios?

Ramsés en Exodus: Dioses y ReyesComo aprendimos en Noé, Dios es terriblemente cruel y sin piedad. En esa peli cometía un genocidio sin ningún tipo de remordimiento y ahora, en los cines, tenemos un nuevo ejemplo de ese comportamiento desalmado: Exodus. Dioses y Reyes.

En este caso, Dios quiere que los egipcios liberen a los hebreos. ¿Qué harías tú para liberarlos si fueses un ser todopoderoso?

a) Ordenarlo, y punto.

b) Hacer que todos los egipcios se duerman para que los hebreos huyan libremente.

c) Crear a seres humanos de tal modo que sean buenas personas y consigan soluciones amistosas, sin disputas.

d) Enviar 10 plagas terribles que asesinen a prácticamente todos los animales de Egipto y, por supuesto, a cada niño, causando así un sufrimiento brutal a cada familia del país.

Si eres un dios cruel, sabes que la respuesta correcta es la “d”.

Ramsés (y supongo que prácticamente todos los espectadores del filme) no entienden a un dios tan terrible, así que le pregunta a Moisés: “¿Qué clase de fanáticos adoran a este Dios?”.

Pues bien, en esta peli ese Dios terrible es un niño siniestro, que es una mezcla perfecta entre Caillou y un enano. Estoy seguro de que Ridley Scott vio al acondroplásico de Lords of Salem y se dijo: “Eh, si ellos tienen un demonio diminuto nosotros contraatacamos con nuestro propio dios canijo”.

Si quieres ver Exodus, debes saber que son “sólo” 150 minutos de información ya conocida y un montón de bostezos, y aunque tienen a cientos de extras incluso las batallas son aburridas.

Alguien debería haber asesorado de nuevo a Scott sobre la nariz de la Esfinge, que fue destruida en tiempos de Napoléon, muchos, muchos años después de este mito. Y quizás para hacer la historia un poquito más real, que le hubiera dicho que las pirámides jamás fueron construidas por esclavos, ni hebreos ni de ningún otro tipo. Sé que eso de los esclavos a los que les dan latigazos mientras arrastran enormes bloques de piedra es muy cinematográfico, pero no es real, aunque mucha gente se lo trague.

En fin, que ya estás advertido de lo que hay, ahora eres libre de entrar bajo tu propia responsabilidad.

Anuncios

What kind of fanatics worship this God?

Exodus: Gods and KingsAs we learnt in Noah, God is terribly cruel and merciless. In that movie he committed genocide without a remorse and nowadays, on screens we got a new example of this callous behaviour: Exodus. Gods and Kings.

In this case, God wants the Egyptians to free the Hebrews. What would you do to free them if you are an allmighty being?

a) Simply to order it.

b) Put every single Egyptian into a deep dream and let the Hebrews flee freely.

c) Create the human beings to be good people and to get a friendly solution, without a dispute.

d) Send 10 different and horrible plagues that kill practically every animal in Egypt, and of course every little baby, causing a brutal suffering to each family in the country.

If you are a cruel god, you know that the right answer is “d”.

Rhamses (and I guess practically every viewer of the movie) doesn’t understand a god so terrible, so he asks Moses: “What kind of fanatics worship this God?”.

Well, in this movie that awful God is a creepy boy that is a perfect mixture between Caillou and a midget. I’m sure that Ridley Scott saw the achondroplasic devil of Lords of Salem and said: “Hey, if they got a tiny devil we fight back with our own tiny god”.

If you want to see Exodus you must know it’s “only” 150 minutes of already known information and a lot of yawnings, and although they have hundreds of extras even the battles are boring.

Someone should have also said to Scott that the nose of the Sphynx was destroyed in times of Napoleon, many many years after this myth. And to make the story a bit more real, that the pyramids were never built by slaves, Hebrews or whoever. I know that slaves whipped dragging huge blocks it’s quite cinematographic but it’s not real, although many people believe it.

You are now warned but you are free to enter at your own risk.


¿Qué clase de científicos viajan en la Prometheus?

A bordo de la Prometheus, la última nave (y película) de Ridley Scott, viajan 17 pasajeros: el típico robot que da miedito, un decrépito billonario, la jefa maciza, algunos soldados y técnicos y un puñado de científicos. ¿Qué tipo de científicos deberían ir en un viaje al espacio profundo? Imagino que serían los mejores, pero después de ver la peli hay que admitir que han elegido a la morralla.

¿Por qué digo eso? Aquí dejo cinco razones.

Primero: El viaje se monta después de descubrir unas pinturas rupestres peculiares hechas hace unos 35.000 años (menos que las de Altamira, por cierto). En esas pinturas se ve una constelación que sólo se puede contemplar con los instrumentos ópticos más modernos. En algunas de las pinturas también aparecen unos hombres gigantes que apuntan a esa constelación. ¿Qué debería pensar un científico con un poquito de conocimiento sobre esas pinturas rupestres? Que la constelación es sólo una coincidencia, que los hombres se solían pintar más grandes que los animales en esa época, o quizás que algunos visitantes del espacio exterior se dejaron caer por nuestro planeta Tierra hace 35.000 años y nos enseñaron a pintar dicha constelación. ¿Qué piensan los científicos de la Prometheus? Que esos visitantes son nuestros creadores. ¿Por qué? Sólo Ridley Scott y los guionistas John Spaihts y Damon Lindelof parecen saberlo.

Segundo: Una vez en el destino, el geólogo del grupo no le presta ninguna atención a la peculiar estratigrafía del planeta.

Tercero: Todavía peor, al biólogo se la trae al pairo la presencia de un humanoide gigante.

(Por supuesto, tanto el geólogo como el biólogo serán castigados por su falta de curiosidad. O eso, o es que había que reventarlos al igual que al resto de la tripulación. Y esto no es un spoiler, se trata de una precuela de Alien, así que todo el mundo sabe lo que pasa en estas naves.)

Cuarto: Cuando consiguen el ADN del humanoide gigante y lo comparan con el ADN humano, los científicos descubren que es el mismo ADN. ¿Cuál es su conclusión? Una vez más, que son nuestros creadores. Cualquiera intuye que si encuentras a dos seres con el mismo ADN, incluso si son físicamente diferentes (pensemos en un mastín y un chihuahua, o un aborigen australiano y un noruego), eso implica que son de la misma especie. Quizás sean parientes muy lejanos, o hermanos, o incluso uno puede ser el padre y el otro el hijo, ¿pero creadores? ¿Por qué? No tiene ningún sentido.

Quinto: El biólogo piensa que el descubrimiento de estos “creadores” destruye el darwinismo y la teoría de la evolución, pero es una idea totalmente simplista, porque esos “creadores” son sólo los ancestros del homo sapiens (con quien comparten el ADN). ¿Qué pasa con los otros miles de millones de seres no humanos que habitan en nuestro planeta? Para ellos, la evolución sigue siendo un hecho. Y probablemente para esos “creadores” también lo sea en su planeta de origen.

Así que, ¿quién contrató a esta panda de ignorantes para ir en la Prometheus? Recomiendo a Ridley Scott que la próxima vez vaya al MIT, o a la NASA, o incluso a cualquier instituto para buscar el personal que vaya en sus naves. Cualquier candidato azaroso (incluso si lo elige por la calle) sería algo más listo que esos zotes. O todavía mejor, quizás el director debería ir al Gremio de Guionistas de Estados Unidos para buscar mejores escritores como autores de la secuela de esta precuela.


What kind of scientists travel in the Prometheus?

Aboard the Prometheus, the last spaceship (and movie) created by Ridley Scott, travel 17 passengers: the typical scary robot, a decrepit billionaire, the sexy boss, some soldiers and technicians and a bunch of scientists. What kind of scientists should go in a trip to the deeper space? I guess, the best ones, but after watching the movie we can only admit they are the worst ones.

Why is that? There are five main reasons.

First: The group decide to travel after finding some peculiar cave paintings made 35.000 years ago (younger than Altamira’s). In those paintings we see a constellation that can only be observed with modern optical instrumentation. In some of the paintings there are also giant men pointing to that constellation. What should any scientist with a bit of knowledge think about those cave paintings? That the constellation is just a coincidence, that men were usually painted bigger than the animals in those times, or maybe (if you got much imagination) that some visitors from outer space came to the Earth 35.000 years ago and taught us how to paint that constellation. What do the scientists of the Prometheus believe? That those visitors were our creators. Why? Only Ridley Scott and the writers of the script, John Spaihts and Damon Lindelof, know the reason.

Second: Once in the destination, the geologist of the group pay not attention at all to the peculiar stratigraphy of the planet.

Third: Even worse, the biologist doesn’t care a bit about a giant humanoid.

(By the way, both of them, the geologist and the biologist, are to be punished for their lack of curiosity.)

Fourth: When they get the DNA from a giant humanoid and compared it with the human DNA the scientists found it’s the same DNA. What’s their conclusion? That they are our creators. Anybody knows that if you find two beings with the same DNA, even if they are phisically diferent (think about a chihuahua and a mastiff, or an australian aborigen and someone from Norway), that simply means they are the same species. They could be very, very far relatives, or brothers, or even one of them could be the father and the other the son, but why the creators? It has no sense at all.

Fifth: The biologist thinks that the discovery of our “creators” has destroyed the darwinism and the idea of evolution, but that is completely simplistic, because those “creators” are only the ancestors of homo sapiens (with whom share the DNA). What happens with the other thousand of millions of beings that inhabit our planet Earth? For them, the evolution is still a fact.

So, who hired these ignorants to be in the Prometheus? I recomend to Ridley Scott that next time go to the MIT or the NASA or even to a high school to find personal for his spaceships. Any random candidate (even if you pick him up in the street) should be cleverer. Or maybe Scott should go to the Writers Guild of America to find better writers for the sequel of this prequel.