Archivo de la etiqueta: Noé

¿Qué clase de fanáticos adoran a este Dios?

Ramsés en Exodus: Dioses y ReyesComo aprendimos en Noé, Dios es terriblemente cruel y sin piedad. En esa peli cometía un genocidio sin ningún tipo de remordimiento y ahora, en los cines, tenemos un nuevo ejemplo de ese comportamiento desalmado: Exodus. Dioses y Reyes.

En este caso, Dios quiere que los egipcios liberen a los hebreos. ¿Qué harías tú para liberarlos si fueses un ser todopoderoso?

a) Ordenarlo, y punto.

b) Hacer que todos los egipcios se duerman para que los hebreos huyan libremente.

c) Crear a seres humanos de tal modo que sean buenas personas y consigan soluciones amistosas, sin disputas.

d) Enviar 10 plagas terribles que asesinen a prácticamente todos los animales de Egipto y, por supuesto, a cada niño, causando así un sufrimiento brutal a cada familia del país.

Si eres un dios cruel, sabes que la respuesta correcta es la “d”.

Ramsés (y supongo que prácticamente todos los espectadores del filme) no entienden a un dios tan terrible, así que le pregunta a Moisés: “¿Qué clase de fanáticos adoran a este Dios?”.

Pues bien, en esta peli ese Dios terrible es un niño siniestro, que es una mezcla perfecta entre Caillou y un enano. Estoy seguro de que Ridley Scott vio al acondroplásico de Lords of Salem y se dijo: “Eh, si ellos tienen un demonio diminuto nosotros contraatacamos con nuestro propio dios canijo”.

Si quieres ver Exodus, debes saber que son “sólo” 150 minutos de información ya conocida y un montón de bostezos, y aunque tienen a cientos de extras incluso las batallas son aburridas.

Alguien debería haber asesorado de nuevo a Scott sobre la nariz de la Esfinge, que fue destruida en tiempos de Napoléon, muchos, muchos años después de este mito. Y quizás para hacer la historia un poquito más real, que le hubiera dicho que las pirámides jamás fueron construidas por esclavos, ni hebreos ni de ningún otro tipo. Sé que eso de los esclavos a los que les dan latigazos mientras arrastran enormes bloques de piedra es muy cinematográfico, pero no es real, aunque mucha gente se lo trague.

En fin, que ya estás advertido de lo que hay, ahora eres libre de entrar bajo tu propia responsabilidad.

Anuncios

¿Te ha molestado Noé? No debería

Arca

Darren Aronofsky ha dirigido una película muy divertida acerca de Noé , la construcción de su arca y el diluvio universal. Quizás te has divertido con la película o no, pero lo que no deberías es enfadarte.

¿Por qué no ? Aquí tienes algunas razones.

La película es una ficción y uno no tiene que molestarse por las ficciones. Por ejemplo, si eres científico sabes que nadie puede volar, por lo que seguro que no te molesta que Superman lo haga. Por definición , toda película es una ficción , así que no te enfades con Noé.

2 . El diluvio universal nunca sucedió. Es un mito precioso que, por lo que sabemos, se inventó en Mesopotamia en la Epopeya de Gilgamesh, hace más de 4.500 años.Parece que algunas ciudades de esa zona se inundaron en aquel tiempo y ese fue el origen del mito que luego muchas otras culturas han copiado. Por lo tanto, si el diluvio es una ficción no hay que enfadarse.

3 . Si el diluvio es un mito muy antiguo, Noé también debe serlo, por lo que Aronofsky puede hacer lo que quiera con el personaje. De hecho, ha creado a Noé a su imagen y semejanza: un vegano con un respeto increíble por el resto de los animales del mundo y también un pelín psicópata y borracho. Imagino que Aronofsky no comparte esas dos últimas características, pero al menos es vegano (o eso creo).

4. Así que si el diluvio universal y Noé son mitos (leyendas, mentiras o como se les quiera llamar) todo libro (religioso o no) que incluya esa historia y ese personaje es un libro ficticio. Por eso, Aronofsky se puede inventar una historia muy divertida llena de Vigilantes, que son ángeles caídos de roca que protegen a Noé de las hordas humanas que quieren colarse en el arca en cuanto empieza el diluvio. Si no te gusta la interpretación de tu libro que hace el director, lo siento por ti, pero a mí no me gustó la versión que hicieron los Coen del libro No es país para viejos y esa no es excusa para empezar una guerra religiosa contra los directores. Hay que tener un poquito de humor.