La importancia de llamarse Wes Anderson

Contar con un buen guión no es siempre garantía de éxito. De hecho, al final el resultado de una peli siempre depende del talento del director. Moonrise Kingdom es un buen ejemplo de lo que acabo de decir. Con una historia muy simple (un chico y una chica huyen de casa para vivir juntos y felices) Wes Anderson crea una buena película, pero ¿qué habría pasado con otro director? Podemos imaginar la historia firmada por otros creadores.

Pedro Almodóvar: Un chico y una chica huyen de casa. La chica es realmente un chico y el chico es realmente un perro. Los dos se han transformado en otra cosa después de una cirugía financiada por un vengador que era el dueño del perro y el padre del chico. Al final todos mueren y una vieja hace un chiste fácil.

Kenneth Branagh: Un chic0 (Kenneth Branagh) y una chica (Kenneth Branagh) huyen de casa. Llegan a un lago y miran vagamente al agua. Utilizan la superficie del lago como un espejo (ahora tenemos 4 Branaghs en la pantalla) y recitan las obras completas de William Shakespeare.

James Cameron: Un chico y una chica huyen de casa. No lo hacen por las buenas, sino porque tienen una misión: salvar a la humanidad de un futuro apocalíptico. Prácticamente toda la peli va sobre la chica, que es la auténtica heroína de la historia y que lucha contra mil clases distintas de robots, pero al final el chico muere y todo el mundo le recuerda como un héroe.

Roland Emmerich: Un chico y una chica huyen de su casa un segundo antes de que una nave se estrelle contra ella. Llegan a Washington DC y los alienígenas atacan la ciudad destrozando el Capitolio y la Casa Blanca. El presidente salva el mundo utilizando algo irrelevante y un poco estúpido, recoge a los niños y los devuelve a sus padres.

David Lynch: Un chico piensa que huye de casa. Una chica no sabe nada y desaparece. Un policía se ríe. La chica muere. El chico muere. Se casan. Mueren y son felices. Un policía se ríe. Un chico piensa que huye de casa (o no).


The importance of being Wes Anderson

Having a good script is not a garanty to have a success. In fact, it always depends on the director’s skills. Moonrise Kingdom is a great example of my prior sentence. With a simple story (a boy and a girl run away from home to live happily together) Wes Anderson creates a great movie, but what would have happened with another director? I can imagine the story signed for another film-makers.

Pedro Almodovar: A boy and a girl run away from home. The girl is really a boy, and the boy is really a dog. Both of them have changed into something else, after a surgery sponsored by a revenger who was the owner of the dog and the father of the boy. At the end, everybody dies and an old woman makes an easy joke.

Kenneth Branagh: A boy (Kenneth Branagh) and a girl (also Kenneth Branagh) run away from home. They arrive to a lake and look vaguely into the water. Using the surface of the lake as a mirror (so we have 4 Branaghs on the screen) they recite the complete works of William Shakespeare.

James Cameron: A boy and a girl run away from home. They really have a mission: to save humanity from an apocalyptic future. Practically the whole movie revolves around the girl, that is the heroine of the story and fights against all kinds of robots, but at the end the boy dies and everybody remembers him as the hero.

Roland Emmerich: A boy and girl run away from home just a second before it a spacecraft crash into the house. They arrive to Washington DC and the aliens attack and destroy the Capitol and the White House. The president saves the world, using something irrelevant and a bit stupid, picks up the couple of children and takes them back to their parents.

David Lynch: A boy thinks he is running away from home. A girl knows nothing and disappears. A policeman laughs. The girl dies. The boy dies. They get married. They die and are happy. A policeman laughs. A boy thinks he is running away from home (or not).


Los Vengadores destrozan todos los récords económicos, ¿pero es además la mejor peli de Marvel?

Los estudios Walt Disney han anunciado que la película de Los Vengadores ha alcanzado más de 200 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos, destrozando todos los récords precedentes. El acumulado en los doce primeros días es de más de 641 millones de dólares. Las cifras son absolutamente impresionantes, pero no dicen nada de la calidad del filme.

Con respecto a esto cada cual puede tener su opinión, pero hay dos fuentes importantes que tienen millones de seguidores y de votantes: IMDB y Rotten Tomatoes.

De acuerdo con IMDB, Los Vengadores tiene un 8,8 sobre 10, seguida por X-Men: Primera Generación (7,9) y Iron Man (también un 7,9).

Por su parte, los seguidores de Rotten Tomatoes le dan un 94% de apoyo a Iron Man y un 93% a Los Vengadores y también a Spiderman 2. La siguiente en la lista es Spiderman con un 89%.

En cuanto a mi opinión, yo estoy más cerca de los fans de IMDB.


Avengers shatters economic records, but is it also the best Marvel movie?

The Walt Disney Studios announced that “Marvel’s The Avengers” posted an estimated $200.3 million in its domestic debut May 4-6, shattering previous records and positioning the film as the highest-grossing domestic debut of all time. The film’s cumulative global box office gross is an estimated $641.8 million over 12 days in release.” The figures are completely impressive, but what about the quality of the movie.

Anyone can have an opinion, but there are two great sources with millions of followers and voters: IMDB and Rotten Tomatoes.

According to IMDB, The Avengers is a 8.8/10, followed by X-Men Firt Class (7,9/10) and Iron Man (7.9/10).

Rotten Tomatoes gives a 94% of support to Iron Man, a 93% to The Avengers and also to Spider-Man 2, and an 89% to Spider-Man.

I am closer to the IMDB fans.


Titanic 3D. London premiere

Just like a new movie even with the red carpet, a huge bunch of journalists, fans and the incredible Kate Winslet. James Cameron is the king of the world. No doubt. (El estreno de Titanic 3D como si fuera nueva, con alfombra roja, un grupo enorme de periodistas, fans, y la increíble Kate Winslet. James Cameron es un maestro. No hay duda).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


¿Te falta creatividad? No te preocupes. Desentierra una peli antigua y listos

Es un hecho que la creatividad en el cine está muerta. No sólo en la industria estadounidense, pero sí especialmente.

Hay mil maneras de esquivar el problema, entre ellas: un remake (la 13ª versión que se estrena ahora de Cumbres borrascosas), una secuela (Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa), la secuela de un remake (Ira de titanes), una precuela ([REC]3 Genesis), la adaptación de un best-seller (Los juegos del hambre), dividir una película en dos (Amanecer Parte 2) y la versión extendida (Avatar).

Todas esas opciones tienen un problema: requieren trabajar. A veces un poco y otras veces un poquito más. Por suerte para la industria se ha inventado una manera mejor de hacer pasta: sólo hace falta comprar un software (y quizás contratar a un becario que lo use) para transformar una película de 2D en otra de 3D. Y ya está, ya tienes algo nuevo. ¿De verdad es así? Pues no, pero si alguien paga por ello, ese dinero que te llevas por la patilla.

James Cameron afirma que su intención (para Titanic en 3D) ha sido “usar el proceso de conversión para crear una película que tenga la misma profundidad de campo que tendría si hubiera sido posible rodarla en 3D”. Quizás en este caso sea real, pero no hay otro como Cameron. La mayoría de títulos no son más que un timo: El rey león, La bella y la bestia, Toy Story, Star Wars, Parque Jurásico (el próximo julio) o Top Gun (probablemente este año 2012).

Hasta ahora ninguna de las versiones en 3D se han aupado a los más alto en las listas de taquilla, pero ¿a quién le importa? Recibir algunos millones de doláres más, años después de haber recuperado todo el dinero que se invirtió y mucho más, es lo que yo llamo un auténtico chollo.


Lack creativity? Don’t worry, just dig an old movie out!

It’s a fact that creativity in the movies is dead. Not only in the American industry, but specially.

There are some ways to dodge this problem: a remake (the 13th version of Wuthering Heights) , a sequel (Journey 2: The Mysterious Island), the sequel of a remake (Wrath of the Titans), a prequel ([REC]3 Genesis) , a best-seller adaptation (The hunger games), to split a movie into two parts (The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 2) and the extended version (Avatar).

All of them have a problem: they require to work, sometimes a bit and other times a little bit more. Now, the industry has found a better way to get money, doing absolutely nothing but buying a software (and maybe hiring a junior to use it) that changes a 2D movie into a 3D movie. Et voila! You got something new. Really? No. But if someone pays for it, it’s money for nothing.

James Cameron asserts that his intentions (for Titanic in 3D) are “to use the conversion process to create a movie that has the same depth of field it might have if he had been able to shoot the movie in 3D originally”. Well, maybe that’s true, but nobody else is like Cameron. There are many other titles that are just a botch: Lion King, Beauty and the Beast, Toy Story, Star Wars, Jurassic Park (next July) and Top Gun (probably this year 2012).

Once 3D versions are released they are not at the top of the Box Offices, but who cares? Receiving some more millions of dollars, years after you have recouped the whole money you invested, it’s what I call a real find.


¿Cuántos remakes han ganado el Oscar a la mejor película?

El director Michel Hazanavicius lo niega una y otra vez cada vez que se lo preguntan: The Artist no es un remake de Cantando bajo la lluvia. De hecho, ni siquiera es un homenaje, sólo es que son “historias parecidas”. Esta falacia (incomprensible, porque ¿qué tendrá de malo hacer un remake?) la puede desmentir cualquiera que tenga conexión a Internet. Sólo hay que buscar la película, bajársela, verla y sorprenderse.

En fin, me he preguntado, cuántos remakes (declarados o no) han ganado el Oscar a la mejor película y he sido incapaz de saber la respuesta, pero sí que he elaborado una pequeña lista (que probablemente se pueda aumentar).

1. The Artist (2011), un remake “secreto” de Cantando bajo la lluvia (1952)

2 Rebelión a bordo (1935), el primer remake en ganar el Oscar. La película original era una cinta australiana titulada In the wake of the Bounty (1933), que fue la primera que interpretó Errol Flynn.

3 Los diez mandamientos (1956). Cecil B. DeMille se copió a sí mismo del filme que ya dirigió en 1923. El primero era más largo, mudo y mucho más divertido. Aparte de la conocida historia de la huida de Egipto incluye otra que transcurre en la actualidad en la que una madre tiene dos hijos, uno maligno y el otro angelical. Dios, como no podía ser de otro modo, es un ser sin piedad que castiga a la madre por los pecados de sus hijos.

4. Ben-Hur (1959) fue el remake de una cinta con el mismo título de 1925. La versión muda contaba entre su reparto (aunque sin aparecer en créditos) con Gary Cooper, Joan Crawford, Douglas Fairbanks, Clark Gable, Janet Gaynor, Lillian Gish… y muchos otros

5. Gigi (1958) tuvo una primera versión con el mismo título y dirigida por Jacqueline Audry en 1949. Vincente Minelli transformó la historia en un musical para ganar el premio gordo.

6. My fair lady (1964) fue un remake de Pigmalión (1938). Hay que admitir que Audrey Hepburn tiene un millón de veces más glamour que Wendy Hiller, y ya de paso que casi cualquier otra actriz de la historia del cine.

7. Infiltrados (2006) está basada en Juego sucio (2002). Martin Scorsese dirigió este remake y ganó el Oscar a la mejor película con un trabajo que está muy lejos de los mejores que ha dirigido, incluyendo La invención de Hugo, la que curiosamente competía este año 2012 contra The Artist.


“The Artist”, the last remake to win the Oscar to the best motion picture

The director Michel Hazanavicius denies it everytime he speaks, but anyone with an Internet connection can check it. You only have to look for Singin’ in the rain, download it, watch it and get shocked: The Artist is a perfect copy, no matter what the director says.

Here is a short list of the remakes that won the Oscar to the best motion picture.

1. The Artist (2011) , a direct and uncredited remake of Singin’ in the rain.

2. Mutiny on the Bounty (1935), the first remake to win the Oscar. The original was an Australian movie called In the wake of the Bounty (1933), the first one that Errol Flynn played.

3. The ten commandments (1956). Cecil B. DeMille copied himself from the movie he directed in 1923. First one was longer, silent and much, much funnier. Apart from the story in Egypt it included a modern one with a mother with both children, a devilish one and an angelical guy. God is a merciless being who punish the mother for their children’s sins.

4. Ben-Hur (1959) was a remake of Ben-Hur: A Tale of the Christ (1925). In the silent movie played uncredited Gary Cooper, Joan Crawford, Douglas Fairbanks, Clark Gable, Janet Gaynor, Lillian Gish… and many more.

5. Gigi (1958) was directed by Jacqueline Audry with the same title back in 1949. Vincente Minelli turned the story into a musical and got the main prize.

6. My fair lady (1964) was a remake of Pygmalion (1938), even when we have to admit that Audrey Hepburn is a zillion times more glamourous than Wendy Hiller.

7. The departed (2006), based on Infernal Affairs (2002). Martin Scorsese made the trick and got the Oscar with a movie that is far below many others the director has filmed, including Hugo, the one who was on the race this year 2012.


Unos Globos de Oro sin favoritos

La ceremonia de la 69 edición de los Globos de Oro ha sido totalmente atípica. Este año no  había ninguna película favorita y todas se han llevado su premio.

George Clooney y Meryl Streep son también los oh-qué-sorpresa-han-ganado de los próximos Oscars, pero no va a ser tan fácil elegir a la mejor película, ni al director, ni al guión, ni a la película de animación ni a ninguna de las demás categorías. 2011 no ha sido un buen año para el cine yanqui.

Para mí el mejor director ha sido Roman Polanski, pero en Estados Unidos no pueden premiar a alguien con un pasado tan sórdido. El jurado ya ha demostrado su valentía reconociendo a Woody Allen como el mejor guionista, y con eso ya lo han hecho todo. Quizás Un dios salvaje y Midnight in Paris se consideren películas europeas, así que tampoco jugaban en la misma liga. El premio al mejor director entregado a Martin Scorsese por una película infantil parece simplemente un galardón de consolación.

Quizás la mejor película yanqui del año ha sido El origen del planeta de los simios, pero decir eso es demasiado duro para una industria que solo ama los dramas o las comedias chorras. Es probable que se lleve algunos Oscars técnicos, pero poco más.

Tintín tampoco es una película como para arrasar en la categoría de mejor filme de animación, pero Steven Spielberg es un hueso duro de roer y no se podía ir con las manos vacías. De todos modos, ahora mismo no sería capaz de afirmar que alguien en Estados Unidos sabe que Tintín fue un cómic belga antes de convertirte en un sosias de Indiana Jones.

Pudiera ser que este año los Oscars sean totalmente extraños y que los premios se repartan entre pelis diferentes, pero me cuesta creer que J. Edgar (Clint Eastwood) y War Horse (Spielberg, otra vez) no sacan tajada. Lo veremos en breve.